domingo, 5 de diciembre de 2010

EL PORQUÉ DE ESTE BLOG

Hace alrededor de cinco años, tras parir a mi hijo mayor, me di cuenta que el método de “maternar” heredado de la sociedad a la que pertenecía no nos hacía felices: ni a mí ni a mi hijo. Normas como:

- El parto NECESITA ser intervenido para ser seguro
- Espera 2 horas como mínimo entre tetadas
- Dale un biberón de refuerzo a la noche porque se queda con hambre y para que te deje dormir
- Debe de dormir en su cunita
- Debe de estar la mayor parte del tiempo en su capazo/cochecito/cunita para que él este bien y tu puedas hacer algo
- Ya debería dormir toda la noche
- A partir de los 4 meses YA TIENE QUE comer algo más que tu leche, que no alimenta suficiente
- Tu marcas lo que come y la cantidad: deben de ser al menos x mgr de papillas de 20 cereales o 20 verduritas con varios tipos de carne y pescado y para desayunar, comer, merendar y cenar. Tu leche es secundaria.
- Debe de estar sentadito en su trona y comer antes que el resto de la familia.
- Debes de ser dura: enseñarle como son las cosas o te toreará
- Un cachete a tiempo nunca está de más

Me di cuenta de que así no íbamos bien y por eso empecé a leer. Leí primero a Carlos Gonzalez. Fue un buen comienzo porque esté estupendo pediatra siempre complementa sus afirmaciones con la bibliografía correspondiente. Eso me permitió abrir mis horizontes y tras él vinieron otras lecturas amenas y fáciles, como las de Rosa Jové o Isabel Fernandez del Castillo, y otras más "duritas" como las de  Laura Gutman, Alice Miller, Michel Odent, Sue Gerhard, Elsa Punset, David Chamberlain, Casilda Rodrigañez o Jean Liedloff.

En algún momento de todo este proceso, cuando todos mis cimientos estaban removiéndose y me sentía asustada, insegura, orgullosa y decidida, descubrí la blogosfera maternal. El primero fue el blog de Ileana: Tenemos tetas. Y de su mano llegaron el de Carolina (La mamá de Mateo), el de Irene (Ser mamás), el de Louma (Amor Maternal), el de Mireia (Las islas de la felicidad), el de Mónica (Grupo maternal), el de Vivian (Nace una mamá), el de Jordi (Revolución matriarcal) y otros muchos que me han enseñado que no estoy sola, que no estoy loca por buscar alternativas, que otros muchos ya han recorrido el mismo camino y que pertenezco a una curiosa y maravillosa “Tribu” de padres que creemos en el respeto por nuestra naturaleza como fundamento  de la crianza de nuestros hijos.

Os estoy muy agradecida. Estoy aprendiendo muchísimo de todos vosotros y por eso he abierto este blog. Porque quiero contar con todos en el día a día de mi maternidad. Aquí contaré mis claro/oscuros diarios, mis incongruencias, mis contradicciones, las recaídas en la crianza conductista y mis éxitos y superaciones. Todo ello porque necesito vuestras ideas, vuestro consuelo, o incluso vuestros consejos.

Cada día os leo a unos y otros, y parece que todo este modelo de crianza os sea tan sencillo de aplicar que lo intento yo misma, pero muchas veces NO ME SALE. Mis hijos se enrabietan, se ponen agresivos y cabezones y entonces sale la mamá conductista, adultocéntrica, que echa al garete todo el trabajo intelectual realizado. Y necesito contaros cuando me ocurre esto para leer que a vosotros os pasa igual y que lo superáis de esta o de aquella manera. A la vez creo que explicar así todos estos altibajos pueden ayudarnos a muchos padres en la misma situación: queremos cambiar el modelo de crianza, queremos criar a nuestros hijos de una manera diferente a como fuimos criados, pero no acabamos de saber como “saltar a la otra orilla” porque nos falla la confianza en nuestro conocimiento y capacidad.

Dicen que para criar un niño hace falta toda una tribu. Vosotros sois mi tribu ideológica y os pido ayuda para criar a mis hijos dentro de esta crianza re-denominada (muy acertadamente) por Ileana en Tenemos tetas como una Crianza desde abajo : Una Crianza Corporal.

13 comentarios:

  1. Pues ya era hora!!!
    Bienvenida en tu propio espacio a esta blogosfera maternal de la que ya eras parte por derecho propio!!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Enhorabuena María! Me alegra muchísimo que te hayas lanzado a abrir tu propio espacio, lleno de reflexiones, errores humanos que todas cometemos y aprendizajes. Con una compañera de tribu como tu, seguro que el viaje se hace más llevadero :)

    Un abrazote,

    Louma

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo.. yo apenas estoy comenzando ese recorrido. Mi beba Sara tiene 4 meses y todos los días trato de nutrirme y apoyarme en esta tribu virtual de mamás que quieren, como yo, criar a sus hijos con amor, cariño y mucho respeto desde lo natural y el instinto maternal. Me falta mucho por aprender pero estoy en el camino. Me alegra no estar sola.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué buena noticia que abras tu propio Blog María! Ya habíamos leídos tus interesantes artículos en el Blog de Ileana.
    La crianza es un camino placentero y muy difícil al mismo tiempo. No podemos ser perfectos así que de vez en cuando caemos en errores ¡como todo el mundo! Hablar entre nosotr@s (leernos) nos ayuda muchísimo, nos enriquece y nos nutre.
    Estamos deseando leer las entradas de tu Blog.
    Un fuerte abrazo,
    Elena

    ResponderEliminar
  5. Bienvenida!!!!Que alegría que nutras esta tribu con tu propio blog!!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena María:
    Ahora, las mamás que lleguen nuevas tendrán una nueva vía de comunicación, una mamá dispuesta a dar parte de su tiempo para apoyar los procesos de las demás. Es un placer leer... y una necesidad. ¡Gracias!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola

    Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

    Suerte con tu web! :)
    Cristina

    ResponderEliminar
  8. María, una voz más en la blogosfera que desea la liberación, bienvenida. Desde luego, la utopía será cualquier cosa menos patriarcal.
    ¡Ánimo con el blog!
    Jordi.

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena!! Y tranquila, todos perdemos la paciencia alguna vez, lo importante es darse cuenta y rectificar.
    Me alegro mucho de que hayas empezado tu propio blog, ya tengo ganas de seguir leyendo!

    ResponderEliminar
  10. Una más para esta pequeña tribu!! Ánimo con el blog!!

    ResponderEliminar
  11. Bien!!! Llego tarde, pero llego :D. Encantada de tenerte por aquí :)

    ResponderEliminar
  12. Muchaaaaas gracias a todos por vuestra bienvenida. Es un verdadero honor para mí estar entre vosotros!!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola María .... llevo leyendote un par de días... y estoy encantada... tengo un niño de dos años y medio... y al igual que te pasó a tí.... desde que mi hijo cumplió 9 meses y veía que la forma en la que lo estaba intentando criar guiada por consejos de terceros..(. por todas esas mismas cosas por las que tú investigaste y descubriste..). ... no me hacía feliz .. sería por mi instinto... sería por las miradas de mi pequeño... pero decidi dejarme llevar por lo que sentía... y hasta hoy ... sigo aprendiendo de todo lo que voy leyendo en los distintos blogs... aprendiendo mucho con Rosa JOvé....el maldito y malsano método Estivill acabó en la basura ... pasé los dos peores días de mi vida viendo llorar a mi hijo... sintiendome la peor madre del mundo por dejarle llorar y a la vez sintiendo que fracasaba pues no entraba en el 96% que este tipo decía que conseguía que sus hijos durmieran... en fin que ... desde entonces y desde que comencé a buscar alternativas ... nos sentimos mucho más felices... Gracias por este rincón donde puedo seguir aprendiendo... me gusta mucho tu blog!

    ResponderEliminar