viernes, 2 de octubre de 2015

CUIDADO CON EL COLECHO....


Sí, cuidado con el colecho ...

Porque no es que nunca te los sacarás de la cama, no. Resulta que Estivill y todos aquellos viejos "maestros" del sueño infantil tenían sus razones para advertirnos contra el colecho, pero nos engañaron y no es que el colecho sea malo, porque así nunca serán independientes o nunca te los sacarás de encima y todo eso...

Que va...

En realidad es todo lo contrario. En realidad lo malo del colecho es que un día se acaba y sí, aunque tu recuperas tu intimidad y tu espacio, la cama se queda muy vacía... Y eso, sorprendentemente, duele. 

Un día deciden que prefieren su espacio y su intimidad. Y tú te alegras porque así te permiten recuperar los tuyos. Pero luego, en la noche, los echas de menos. Vaya si los echas de menos. Y recuerdas ese olor infantil, esos cuerpecillos cálidos buscando tu regazo. Y te das cuenta de que ha pasado otra etapa más y de que comienza una nueva. Primero se acabó la teta y luego se acabó el colecho. Paso a paso, hacia la independencia.

Todavía hay que nutrirlos mucho, pero ellos ya vuelan con sus alas. Ya no necesitan tu leche y ya no te necesitan de noche. Quieren volar solos y sus saltos cada vez son más grandes. Y está bien. Está muy bien. Han llegado a este punto de manera natural y saludable, sin llantos ni métodos ridículos para enseñarles a dormir solos. El único esfuerzo ha sido la ruptura de ridículas normas culturales. Pero preferimos eso a romper con su naturaleza y sus necesidades primales. Y ahora nos alegramos infinitamente por la decisión tomada. Ahora duermen "toda la noche" con un saludable sueño consolidado y no temen a la oscuridad, ni a dormir solos. Tampoco se despiertan al mínimo ruido ni necesitan una oscuridad completa. En definitiva, son personas de sueño fácil y saludable que amanecen descansados y felices. 

Vamos, que tienen lo que Estivill consideraría "buenos hábitos de sueño". Aunque lo han conseguido por un camino absolutamente opuesto al que él propone. No ha hecho falta forzar nada ni hacer llorar a nadie. Simplemente nos dejamos llevar y llegamos a dónde quisimos. Debe de ser que la naturaleza es muy sabia y, como dormir es muy importante, pone las cosas fáciles. Tampoco hace falta romperse la cabeza ni ser especialista en biología evolutiva o antropología para verlo. Eso sí, hace falta mirar más allá de la limitada pediatría del sueño y pasar olímpicamente de ella y sus destructivos métodos. 

Aunque ahora duele, claro. Después de 9 años durmiendo con ellos ver la cama vacía da penita. Ver que ya no te necesitan por la noche, que ya no buscan tu contacto para dormirse y que prefieren su espacio y su intimidad. La pena de acabar una etapa junto con la satisfacción de comenzar una nueva. Como siempre, sentimientos encontrados. 

¿Sería, en realidad, de este dolor del que Estivill y los suyos quería protegernos?

Así, que sí: cuidado con el colecho. Porque un día ellos prefieren su propia cama y entonces tú tienes el peligro de sufrir "Insomnio por síndrome del nido vacío". Pero vamos, que no es para tanto porque dura poco. Un par de noches. Luego se te pasa y empiezas a disfrutar el lujo de tener una cama de casi cuatro metros y de dormir más estirado que una estrella de mar. Por no hablar de la intimidad de pareja que sí, les daré el gusto a los tradicionalistas recalcitrantes y diré que también se agradece recuperarla (1). De hecho se recupera fresca y renovada después de este paréntesis dedicado a la paternidad intensiva. 

Empieza una nueva etapa para toda la familia y estamos dispuestos a disfrutar de todas sus nuevas ventajas, aunque no podamos evitar que un poquito duela porque, por fin, se nos acabó el colecho. 

C'est la vie.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

(1) Dados los comentarios escritos a este post me parece necesario aclarar que, evidentemente, no llevamos 9 años sin relaciones sexuales. Éstas  -explicaré para aquellos que tienen tan poquita imaginación que ni se lo plantean-  pueden sacarse sin demasiada problemática de la cama familiar con niños (porque la cama familiar no siempre tiene a los niños dentro, se entiende ¿no?, y cuando los tiene, no hay más que trasladar la intimidad a otra estancia de la casa, mientras los peques duermen como benditos).

¿De verdad hay gente tan limitada por su propia cultura que ni eso es capaz de deducir? ¿Gente tan cerrada a la realidad global de la especie humana que se cree que una pareja que duerme con sus hijos en una gran cama familiar no tiene en absoluto "intimidad"?

Pobres. Ni os dais cuenta de todo lo que os estáis perdiendo. 

24 comentarios:

  1. Nueve años sin intimidad de pareja en el lugar donde eso procede por antonomasia? Colocar al niño o a la niña en el lugar del padre? Eso no es ir contra Estivill, eso es la pesadilla de Lacan. Sí, ahora ya son autónomos porque con 12 años duermen solos… Ya. A ver como llevan sus relaciones de pareja cuando tienen 36…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién ha colocado a unos en lugar del otro? ¿Hasta que punto tienes la mente condicionada por esta cultura en la que te ha tocado vivir que no ves que cada uno tiene su lugar propio y no hace falta ocupar el lugar del otro?

      Lo de la intimidad ya lo explico en el mismo artículo. Y lo de la antonomasia no se merece comentario.

      Eliminar
  2. Quién dice dónde procede ESO por antonomasia, Jordi? :) sólo por curiosidad. Quiero saber quién es la autoridad en la materia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este tema no hay autoridad, y esto es lo que algunos no acaban de ver claro. Los hay que siguen buscando esta figura de "autoridad" externa en el pediatra o en el psicólogo, pero ¡olvídate! Como organiza cada familia su sueño o su vida "íntima" no admite autoridades externas. Cada uno es su propia autoridad en la materia para sí mismo y para sus hijos.

      Eliminar
  3. Quién dice dónde procede ESO por antonomasia, Jordi? :) sólo por curiosidad. Quiero saber quién es la autoridad en la materia.

    ResponderEliminar
  4. Que lindo haber llegado a un punto donde la mención de Lacan no genera idolatría por la tontera subsiguiente. Haber dejado atrás la pesadilla de una psicología funcional al sistema socioeconómico imperante.

    ResponderEliminar
  5. Jaja... Enserio gente??... Sin usar a Lacan ni a Estivill de excusa...dejemonos de joder!!! 9 años sin intimidad?! Luego de 9 años sin intimidad, básicamente ya no hay pareja y muy difícil va a ser recuperar algo de lo que ahí había...
    Y claro, el único que quiere intimidad para entonces es el niño, que con 12 años y tremendo subieron hormonal, necesita privacidad y lo último que quiere es dormir con los padres.
    Perdonen pero no me parece para nada normal esto de... Dejó de dormir con mamá para dormir con mi novia.
    A ver, que soy pro lactancia, pro colecho, pero no de tomar teta hasta los 4 años ni de dormir con los padres hasta los 12... Ya que ambas son antinaturales! Todo en su justa medida! Cuando las cosas van tan lejos claramente es más por necesidad de los padres que de los hijos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad la pareja se acaba por no tener intimidad en la cama "matrimonial? Pues vaya mierda de pareja, entonces. Toda para ti. Yo prefiero una pareja capaz de vivir alternativas, de priorizar a los hijos cuando estos lo necesitan, de valorar el tiempo de su infancia (que es muy corto, 9 años no son nada).

      Una pareja que se deshace por no follar en la cama por la noche te la regalo toda todita. Para mí no tiene ningún valor.

      Eliminar
    2. Y no te equivoques, ni eres prolactancia ni eres procolecho. Porque ser pro-lactancia y pro-colecho no admite condiciones. Las condiciones los obstaculizan así que si sólo eres "pro" "si..." entonces eres otra "en contra" más.

      Eliminar
    3. Aplausos para ti😃

      Eliminar
  6. Jajajajaja ... "antonomasia", antinatural", "Lacan" jajajaja Cada quien decide, y si la elección de una pareja es invertir 9 años (no 12) en su paternidad/maternidad intensiva, amorosa y respetuosa de los tiempos de los hij@s, es respetable (y desde mi perspectiva, admirable)... Pero creer que la intimidad de la pareja se reduce a la cama y la noche, es limitado, no les parece??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Mariana. Somos antinaturales por antonomasia... jajajajajaja

      Eliminar
  7. Pero muy limitado, Mariana xD la gente tiene 0 imaginación ni creatividad.
    ¿Saben cómo lo explico yo, siendo ordinaria? Pues que es cuestión de prioridades. En nuestra casa dormimos mucho más que follamos, razón por la cual nos interesa más dormir bien que tener un sitio fijo pa pinchar. Nos importa más dormir todos a gusto y tranquilos que pensar que la cama 'matrimonial' es la base de nuestra vida sexual. La tenemos, y muy rica y variada, en otros sitios que no son la cama y la habitación familiar. Hablemos claro ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que limitado es triste. Parejas que se mantienen unidas por el pegamento de lo culturalmente correcto. Incapaces de salir de esta zona segura porque si no "se deshacen". Por supuesto están en su derecho, sólo faltaría. Pero ¿Desde que autoridad hablan de "antonomasias" y "antinaturales"? ¿A que vienen a sentar cátedra de lo que DEBE hacerse?

      Supongo que es lo único que les queda: su patética certeza de ser poseedores de una verdad universal que les permite juzgar lo que hacen los demás con su vida y su familia.

      Eliminar
  8. Pero muy limitado, Mariana xD la gente tiene 0 imaginación ni creatividad.
    ¿Saben cómo lo explico yo, siendo ordinaria? Pues que es cuestión de prioridades. En nuestra casa dormimos mucho más que follamos, razón por la cual nos interesa más dormir bien que tener un sitio fijo pa pinchar. Nos importa más dormir todos a gusto y tranquilos que pensar que la cama 'matrimonial' es la base de nuestra vida sexual. La tenemos, y muy rica y variada, en otros sitios que no son la cama y la habitación familiar. Hablemos claro ya.

    ResponderEliminar
  9. Respeto para todas las opciones de vida, por favor! Para las de un bando y las del otro, ya que hoy parece ser que las familias nos dividimos tristemente así. Cada qual con sus creencias,que nunca son nuevas ni originales, siempre vienen d lejos i si esa creencia es erronea, pues se tendra que apechugar. Pero la experiencia es el único camino. Ni los de un lado tienen la razón ni los del otro, cada uno se mueve con lo que se identifica. Y un consejo para la dueña del blog, manten tus ideologias y no caigas en la trampa de ponertecen su nivel. Siempre puedes borrar los comentarios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que los bandos no son exactamente los que tu crees Montse. Son más bien 1- Los que intentan IMPONER como se deben hacer las cosas; 2- Los que respetan la soberanía de cada familia para diseñar su plan de vida. Yo pretendo pertenecer al segundo bando, siempre asumiendo que encontremos la solución que encontremos todos los padres somos los que más queremos a nuestros hijos y siempre buscamos lo mejor para ellos. No tengo nada en contra del sueño en solitario conseguido con respeto y respetando la bondad de ajuste de los niños, que es perfectamente posible. Evidentemente contra el maltrato infantil tengo todo en contra, pero ese es otro tema.

      Lo que sí me gustaría dejar muy claro en mi blog es que NADIE tiene autoridad para decirte que debes hacer lo que es "antonomasia", o lo que es "normal", (ni siquiera para definir lo que es normal o es antonomasia, de hecho) y por eso he contestado.

      Que cada familia decida la solución que mejor les venga: sea intentar el sueño en solitario, sea colechar hasta los 18. Eso sí, siempre tratando de respetar la bondad de ajuste, que creo que es lo que todos intentamos. Para conseguirlo, la mejor manera es conocer muy bien las necesidades de nuestros hijos y conocer lo mejor posible como está el tema en la comunidad científica para saber de dónde vienen la multitud de consejos y opiniones que vamos a recibir. Para lo primero, es sencillo: mira a tus hijos. Para lo segundo, lee e infórmate. Una buena fuente con más de 5000 artículos es www.suenoinfatil.net en el tema del sueño.

      Eliminar
  10. En mi caso fue primero adios colecho, pq la teta aun la mantiene. Y dormir con mami solo si hay tormenta!
    Cob 2 años y medio me dejó sola en mi cama, a los tres meses otro pequeño vino para gacerme compañia en la cama y la mayor hizo amago de volver, dos días despues, decidió marcharse de nuevo pq el pequeñajo la despertaba.
    Por cierto, no se como fue pero colechando me quedé embarazada.....

    ResponderEliminar
  11. Hola María,
    Analicemos Una frase de tu blog:
    "En realidad es todo lo contrario. En realidad lo malo del colecho es que un día se acaba y sí, aunque tu recuperas tu intimidad y tu espacio, la cama se queda muy vacía... Y eso, sorprendentemente, duele. "
    Vaya que si duele, cuando nuestra enana de 4 nos pidió su cuarto y su cama a los 3,5 me alegre mucho, pero me pasó lo que comentas....donde esta ese bulto en la cama del que estas acostumbrado? donde esta ese ser que se despierta a mitad de la noche del otro lado de la cama asustado, te busca y se lanza encima tuyo y se queda dormido nada mas apoyar su cabeza en ti?......Mi mujer es Medico y tiene que trabajar muchos turnos Nocturnos y no veo otra forma de dormir esas noches si no es con mi niña en la cama. De esa forma duerme ella toda la noche y duermo yo también.
    Todavía recuerdo cuando nació y decidimos en familia que Colechar era la mejor opción para todos. Hicimos una lista de beneficios y de "normas" para los adultos.
    Los Standard, que si es bueno para la lactancia, que si es bueno para el síndrome de Muerte súbita Infantil, que si es bueno para el "bonding" (no me viene la palabra en español, lo siento).
    Todos esos están muy bien y nadie los quita, ahora algunos de los beneficios para los PADRES son:
    Si haces colecho y también alimentáis con pecho el padre no se tiene que despertar por la noche.. a ver para que te vas a despertar si no hay que hacer biberones. Si dan biberon pues ya es diferente pero puedes tener todo lo necesario en el mismo cuarto (en la mesita de noche).
    En mi caso mi pareja es médico y tiene que trabajar de noche algunas veces, desde que nuestra hija era pequeña por lo que mantener la lactancia fue complicado pero lo conseguimos. Tu piensas que yo me iba a levantar de mi cama y salir de mi cuarto por la noche para ir a otro cuarto a darle biberón (de leche materna) a mi hija, esperar que se durmiera y volverme a mi cuarto?, la respuesta es simple, NO, porque complicarme la vida con eso si muchas veces antes de que se pusiera a llorar la sentía moverse, me despertaba y descongelaba la leche materna y antes de despertarse le daba su biberón y seguía durmiendo sin necesidad de llorar o despertarse.
    Continua.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que se pierde intimidad en la CAMA. Pero se puede buscar otros sitios donde tener intimidad. No puedo contar las noches donde durmiendo todos en la cama, mi mujer me despierta para decirme "vayámonos al sofá....." y no hay más que decir. si no fuese así no estaríamos esperando una nueva integrante para el año que viene.
      En lo relativo a las "NORMAS" son más bien de sentido común. Dejar de fumar, no acostarse con los niños habiendo bebido, si se toman medicamentos (relajantes, etc...) no dormir en la misma cama, etc..... Claro que yo tomo cerveza pero cuando he bebido alguna copa de mas pues termino durmiendo en el cuarto de la niña o mi mujer con la niña en su cuarto. Vamos un poco de Sentido Común.
      Un consejo, hace mucho tiempo que decidí no dar explicaciones a nadie.
      Hago Colecho y cargo a mi niña cuando ella y yo queremos.
      Al Principio me encontré explicando y defendiendo mi postura a todos los que la criticaban y me decían lo típico) que si no lo vas a sacar de la cama, que si no vas a poder intimar con tu pareja, que si se tiene que acostumbrar a dormir sola, etc....
      Hasta que un día me di cuenta de algo muy simple que me dio el argumento perfecto para parar en seco cualquier crítica/comentario/lección de vida. En cuanto empiezan les para y les pregunto ¿Duermes tu en mi cama? la respuesta naturalmente es: no claro que no, - Pues no opines si no te afecta, es una decisión intima de familia y a ti como persona no te afecta en nada. Yo no me quejo de ello a ti por lo que por favor ahórrate tus comentarios/lecciones de vida, solo podemos opinar los que dormimos en la cama juntos, Gracias.
      Lo único que me queda es como siempre romper una lanza a favor de los padres, y no lo digo por tu blog pero, siempre que se habla de colecho se habla desde el punto de vista de la madre y el niño y no se incluye al padre o a los demás que comparten esa cama (niños, perros, gatos, etc...) y como he dicho antes también estamos allí y dormimos en esa cama.
      Gracias por tu blog.

      Eliminar
    2. Bravo Popoteloco!!! Incluyamos a los varones!! Están tan involucrados en la crianza como las madres y merecen su reconocimiento y espacio de opinión pues su perspectiva es siempre enriquecedora! Más voces masculinas y más espacios para compartir... La crianza es de dos

      Eliminar
  12. Mi hio de seis años duerme conmigo, yo creia que era el unico de su clase que no dormia solo, pero sorpresa, el otro dia en el parque un papá de la clase me contó que su hija duerme con ellos, y la verdad, me alegré mucho

    ResponderEliminar
  13. WUAAAA!!!!!DIOS!!! lo que yo sufría ,sin sufrir ,digamos solo sufría cara a la sociedad,hace 20 años.Cuando mis dos niñas dormían con nosotros,y les di pecho hasta los 4 años,y me sentía morir,viendo que a mi alrededor,eso estaba mal.Asi pues calladita guardandolo en secreto y no hablando casi con nadie del tema ,me sentia un bicho raro,pero dentro de mi casa yo era feliz y dentro de mi ser sabia que lo que hacia era correcto.Siempre me guié por el instinto.Yporque cuento todo esto,pues porque me he emocionado leyendo este post,ojala lo hubiera encontrado en mi época,me hubiera dado mucho aliento y sentirme mas segura. Es fantástico lo que se mueve por la web así da gusto,las mamas de ahora no se pueden quejar.Bueno yo no me quejo al fin y al cabo hice lo que quise,solo que me sentía muy sola en referente a ese tipo de crianza,que para mi es la natural.

    ResponderEliminar